Musa de Anexx Burgos | Foto por ElSecreter

Vandalizan a Mayra Santos Febres. No a la escritora en persona, sino a una de las Musas de la artista Annex Burgos localizadas en la plazoleta del Centro de Bellas Artes Luis A. Ferrer de Santurce. Es una lastima que no se respete el arte público, mas cuando es tanto lo que se ha invertido tanto el esfuerzo del artista como el dinero del pueblo.

Pero, lo que me inclina a hacer esta nota es mas bien una interrogante. Porque específicamente tuvo que ser la escultura que representa a Doña Mayra Santos Febres. Mi experiencia personal con la escritora no ha sido muy buena que digamos. La conocí para el primer Festival de la Palabra y fue tan fugaz y distraída que mi pensamiento fue: “Bueno, tiene todo el Festival encima debe tener quinientas cosas en la cabeza”. La segunda vez que la tenia de frente, casi tropezamos, porque salía a toda prisa de una escuela pública hablando por su celular, tanto que parecía que la perseguía el mismo diablo. No pude ni presentarme como una de las organizadoras de “Tipografía” para el primer festival (¿Se acuerdan?). Bueno, me mantuve esperando a que terminara su conversación, pero el diablo se le apareció de nuevo y se monto en su vehículo y se marcho del plantel. Nunca dejo de hablar por su teléfono celular. De todas maneras, otros maestros y profesores nos agrupamos a saludarnos y cuando pregunto que hacia la escritora en la escuela, la respuesta fue que estaba impartiendo un seminario de literatura. ¡Super! Pero, sus caras valían un millón ya que a ninguno les gusto la ejecutoria, el contenido y el comportamiento de la escritora hacia con ellos. El seminario duraba mas de una hora y los mantuvo a todos de pie, y fue muy impersonal con todos. Los maestros estaba muy molestos.

No me extraña el porque de este acto de vandalismo, espero que no sea por su comportamiento Señora Santos. ¿Seria por eso que algún ciudadano reprochado trato de cortarla por la misma mitad? Usted tiene talento y mucho de su income es por la venta de sus libros. No sea tan dura con el público que la quiere. Puerto Rico olvida rápido, pero es rencoroso con quien lo busca. Aun así espero que la acción de vandalismo no haya sido nada personal.

Otro detalle que me inquieto es la nota en el Nuevo Día el cual dice lo siguiente: “La obra forma parte de una colección de nueve estatuas valoradas en $316,440 y es propiedad del Instituto de Cultura Puertorriqueña.” La obra la custodia el Instituto, pero son de la artista Annex Burgos.

Info:

Foto por ElSecreter

Last 5 posts by Lilliam Nieves

5 thoughts on “Vandalizan a Mayra Santos Febres

  1. no sea tan dura? no sea tan PILLA. dejen de rendirle pleitesias a una buscona. o es que les gusta el maltrato?

  2. La Sra. Santos es constantemente víctima de amenazas por su color y sus logros. Por ello no me extrañaría que mutilaran las piezas, sin embargo es grato saber lo inculto que es el público aquí que ni siquiera saben de quien hablan. Cuando puedan compartir mesa con García Márquez, o Santiago Gamboa entonces hablan. ¡Mejor! Cuando las gallinas meen….

  3. Mayra Santos Febres no es discriminada por su color, eso es una construccion que ella misma ha creado para hacerse de un espacio en la literatura puertooriquena y, de paso, colarse entre las nuevas generaciones de escritores internacionales. Es de todos conocido que ella no es TAN conocida internacionalmente y que siempre esta buscando la guira para que la inviten, la llamen y le paguen. Cuando Jr. menciona a Santiago Gamboa reconoce entonces saber menos de literatura que lo que alardea. Sí, Santos Febres se sentó con Carlos Fuentes, luego de mover cielo y tierra para que la invitaran. El vandalismo a la estatua en su honor demuestra que hay un sector que no cuaja con ella, y lo peor es que se han llevado por el medio el arte de otra gran artista de este pais.

    Ahora, para que lean bien lo que comentan de sus libros en el exterior, les dejo con esto: “Mientras más avanzaba en la lectura de esta novela de la portorriqueña Mayra Santos-Febres, más iba temiendo (y confirmando mi temor) que la combinación entre su apellido Santos y el título de su novela, Nuestra Señora de la Noche, derivó en un precipitado químico-sacro-literario que sólo funcionaba con repetidas invocaciones e impetraciones, por lo demás absolutamente obsoletas, a la madre de Dios: la única que omite es la creada por Les Luthiers en su genial Bossa Nostra y que da título a esta reseña.

    Me he tomado la molestia –y que la autora, la editorial y los lectores me perdonen por lo crudo de la expresión– de releer toda Nuestra Señora de la Noche saltándome todos los capitulillos hagiográficos, por llamarlos de alguna manera. Y pueden creerme que el resultado final es bastante, pero bastante, bastaaaaaante mejor.

    La novela tiene más de trescientas cincuenta páginas. Si Santos-Febres hubiese tenido la caridad cristiana de librarnos del lastre de la faramalla matriológica y mariolátrica que inunda, ahoga y asfixia una cuarta parte de su texto, creo que todos los lectores –cristianos o no– se lo habríamos agradecido. Porque su novela no es mala y la historia que cuenta hasta […] (Pubis pro nobis, RICARDO BADANú 129 · SEPTIEMBRE 2007 Revista De Libros, España)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*